jueves, 22 de diciembre de 2016

Pseudo Periodistas en BCS, Personas sin ética o estudios que se dedican a intimidar y cobrar cuotas


Baja California Sur.-  Ante el crecimiento descontrolado de las redes sociales en todo el mundo y el poder que estas tienen para distribuir o hacer viral cualquier noticia que cree el morbo en las personas, estas se han convertido también en una vía de información o desinformación que altera los hechos que puedan ocurrir en un estado o nación dependiendo quien sea el medio que publique las noticias.

En Baja California Sur se está viviendo un fenómeno que ya tuvo su primer consecuencia, un crecimiento elevado de personas que con teléfono celular en mano, ya sea tomando video o fotografías se han encargado de desinformar a la población incluso manipulando la información a su conveniencia para a si obtener seguidores en sus redes sociales.
Estas personas son gente sin una preparación, sin estudios que solo por compartir un video que se volvió viral en su tiempo se nombraron periodistas, pero ellos no tienen ni la más mínima idea de lo que es un periodista, de las formas como se debe de informar, ellos solo se dedican a crear el morbo y crear un pánico social debido a las notas con falta de ética que publican.
Lamentable es, que estas personas que sea autonombraron “periodistas” este cobrando dinero para crear pánico, incluso para no sacar a la luz noticias importantes, además de la prepotencia que utilizan al llegar a lugares y amenazar a restauranteros o comerciantes al momento de cobrarles sus productos, muchos de ellos utilizando el “no sabes quién soy yo, puedo destruirte en mi medio” para así evitar pagar el consumo,  así mismo se han presentado casos en donde quieren invadir la escena donde las autoridades hacen su trabajo y al no poder tener acceso, a través de sus medios comienzan a desinformar convirtiéndose en víctimas y hasta argumentado que las autoridades los golpean.
Las consecuencias a estos actos más que periodísticos vandálicos ya han tenido su primera consecuencia al presuntamente el vendedor de extintores con apenas secundaria terminada Julio Omar Gómez quien se hace llamar reportero sufriera la quema de su domicilio ubicado en Colonia Arcoíris de la Delegación de Cabo San Lucas, pero como era de esperarse aún no se saben las causas, podría ser el mal manejo de las herramientas para llenar extintores de este señor o un corto circuito en el cableado eléctrico por las luces navideñas, a un que pseudo periodista asegura que se trato de un atentado para  así, hacerse pasar por víctima y crear más seguidores en la población cibernauta.