domingo, 18 de junio de 2017

Médicos del Hospital de Cabo San Lucas Corrigen Malformación Intestinal de Recién Nacido




Mediante una cirugía exitosa desarrollada tan pronto nació el infante fue posible corregir este defecto congénito; la intervención oportuna es un reflejo del fortalecimiento en la capacidad resolutiva en las unidades estatales de salud.


La Paz, BCS._ Al fortalecer la capacidad resolutiva de las unidades estatales de salud, el Gobierno de BCS trabaja para ofrecer servicios médicos más oportunos a las familias que enfrentan condiciones de vulnerabilidad, expresó el secretario del ramo en la entidad, Víctor George Flores al informar que en el hospital General de Cabo San Lucas se operó exitosamente a una criatura que nació con una malformación digestiva.
El oportuno diagnóstico que (desde el útero materno) se hizo en ese hospital estatal y la pronta intervención que tuvieron los médicos tras el nacimiento del infante, fueron decisivos para el desarrollo de esta una cirugía con resultados positivos que permitirá al niño tener una mejor calidad de vida, indicó George Flores.
Esta cirugía pediátrica que evitó un riesgo latente para la vida del recién nacido es un reflejó más de la gran fortaleza que la Secretaría de Salud de BCS tiene en sus médicos con vocación humanista y responsabilidad profesional, pero también es resultado de los esfuerzos que la administración del gobernador Carlos Mendoza Davis ha realizado para reforzar la capacidad resolutiva de sus unidades de salud, subrayó el funcionario estatal.
Por su parte el director del Hospital General de Cabo San Lucas, Jesús Alberto Barrera Peralta indicó que con el seguimiento médico al embarazo de la madre fue posible identificar que la criatura presentaba un defecto denominado gastrosquisis, el cual deja a los intestinos fuera de la cavidad abdominal y los expone al líquido amniótico que puede generar inflamación y acortamiento de las vísceras.
Este defecto puede provocar que no haya suficiente sangre flujo sanguíneo al intestino, que además puede enrollarse e incluso derivar en un infarto intestinal, explicó Barrera Peralta al mencionar que en la cirugía desarrollada en esta unidad estatal de salud fue posible mejorar el pronóstico de vida del paciente a cerrar exitosamente su pared abdominal.
El infante, quien a inicios de este mes fue intervenido quirúrgicamente tan pronto nació, presenta una buena evolución; ya respira por su propio medio y ha desarrollado funciones de evacuación sin mayor problema, de ahí que con esta operación se tenga la expectativa de que el infante pueda hacer su vida con normalidad, aunque con especiales cuidados en su alimentación, puntualizó Barrera Peralta.